jueves, 22 de abril de 2010

+Mentes de plástico+

Siempre supe que no pertenecí nunca a ese lugar. Un salón de té lleno de falsedad e hipocresía no es, no fue, ni será el lugar adecuado para mi.
Tantas palabras vacías rodeadas de cerebros vacíos y elitistas. Tantas sonrisas ridículas y adulaciones que sólo ellos podrían creerse mientras piensan todo lo contrario... definitivamente no es lo que espero. ¿Ahí que papel podría jugar yo? ¿Qué tanto podría aportar a una conversación donde sólo se habla de ropa, cremas, marcas costosas y ridiculeces momentáneas poco profundas?
Debo admitir que prefiero vivir en mi realidad, así duela. Al menos en mi realidad vivo y respiro sin estar pensando cuantas arrugas me van a salir cada vez que sonrío, y qué pensarán de mi ropa como si fuese una competencia por ser el mejor maniquí dentro de un salón de té que huele a egocentrismo.
Todos hablan de dinero, de negocios y es una competencia de géneros brutal. A quien más respetan es al más petulante, sabiendo que es poco el talento que los caracteriza. Miran con la nariz hacia arriba y por encima del hombro, como si uno ni estuviese a la altura de quienes también desean tomar un café. ¿Por qué no dejar tirado el Capuccino y salir corriendo mientras escupo el piso casi perfecto del lugar? ¿Por que no decirles lo que se pienso de sus respingadas narices operadas? Sí, sé que eso me hace casi tan hipócrita como ellos, pero realmente familia es familia, y por respeto es que debo aguantar unos cuantos minutos rodeada de un mundo de mentiras al que jamás he pertenecido.
Me alegra saber que aunque pude ser como ellos, no lo soy. Me alegra saber en verdad, que la educación que recibí, no me hace ser una hija de puta materialista como todos ellos que andan en sus autos convertibles que por supuesto, valen mucho más que su dignidad y orgullo.
18:30 se acaba mi calvario y puedo irme tranquila en un bus a mi hogar, sin manchar mi nombre. Ojalá que en mucho tiempo no me toque untarme de nuevo de sus pieles plásticas transformadas por cirugías, ni de sus palabras redundantes y vacías.

2 comentarios:

Angélica Parrado dijo...

Me encanta leer esas verdades; calculadas, directas, frias...me fascina entender como piensas. Mua!

LIGIA YINED PALACIO dijo...

Salón de Té, escenario apropiado para armar un circo, jejejejeje, el tema está en escoger quienes son los animales y quienes son los payasos, yo me puedo ofrecer como el animador.