lunes, 18 de febrero de 2008

Desolado otoño dentro de mi

Hoy era uno de esos días donde no planeé por nada del mundo escribir, y mucho menos algo que saliera desde tan adentro de mi alma y de mis pensamientos mas ocultos.
Sin embargo acá me encuentro, y esta vez no precisamente para escribir una de las tántas historias que suelo escribir.
Esta vez no seré un Dios omnipotente, ni seré la creadora de personajes hermosos que se aman y se enamoran. (Malditos personajes ególatras)

La idea principal era escribir en estos días la tercera parte de esta continua historia que venía escribiéndo hacía ya algún tiempo, pero para mi infortuna cuando quise hacérlo mi maldita imaginación se bloqueó en el punto más importante de la historia, y ahora solo espero poderme enamorar de nuevo de Anastasia para seguir contánto su historia, haciéndo así que mi imaginación vuele de nuevo con la mujer de la cual estoy enamorada. (Aunque simplemente sea un personaje creado por mí)

He de decir que no espero que este texto que estoy escribiéndo tenga mucha coherencia, y supongo que tendrá muchas ideas sueltas por ahí. (De hecho bastánte incoherente).
Quizá no sea un texto muy ameno de leer, mas sin embargo, debo admitír que cuando escribo en este blog lo hago con todos mis sentimientos, y para algunos es eso lo que cuenta. (Solo para algunos)

No se en que consista pero cuando el ser humano se siente tríste o abandonado decide escribir.
¿Por qué no gritarlo a la nada? ¿Por qué no simplemente llorar en la oscuridad y golpear almohadas?
Me encantaría deahogar mis secretos y tristezas de esa manera, pero por más que lo intento no puedo engañarme a mi mísma.

No espero tampoco que este texto tenga la ortografía correspondiente, pues simplemente lo hago por desahogarme con algo. Con algo así sea un simple papel cyber.

Me encuentro tan tríste y ausente que ya no me interesa que pasa por mi mente o por mis ojos, pues ya no creo mucho en nadie. (De hecho nada)

Es tan terrible cuando rasgan tus sentimientos sin importar si sientes algo o no.
Y es más triste aún cuando cae un valde de agua helada por todo tu cuerpo. Cuando cada gota roza tu piel haciéndola enfriar.Cada poro erizado y lleno de frio te recuerda ese letrero imaginario (y letal) que sale cada vez que tus ojos se cierran y al abrirse te dilata la pupila y te hace tragar cada palabra con tanto dolor que te produce llanto. Ese letrero que te dice "Bienvenida a la realidad. ¿Quieres dárte cuénta de cuán estúpida eres?"
Es así cuando salen millones de lágrimas que queman tu piel al caer y que rozan tus mejillas cómo las gotas de agua de aquél valde.

Te duele el orgullo y te toca tragartelo todo. "Sonrie y haz a los demás feliz". ¡Jajajaja! Malditas políticas familiares. (Esas si que me las trago y no precisamente con dolor, pero si con odio)
¡Muy bién! trágate tus palabras, trágate tus emociones, no llores, te verás como una niña estúpida (sin embargo todos saben que lo eres)


Huh, como pueden tántos sentimientos llenarte de odio el alma, y hacérte quemar por dentro...
¿Cómo es posíble que algo duela tánto?
Simplemente tánta basura dentro de tí, haciéndo entonces dentro de ti un montón de basura sin fin...
Una torre que algún día colapsa y destruye incluso lo poco que has construido paralelo a esta. (Que caprichosos ladrillos)....

Que horror...

Alguna vez llegué a pensar en amarte, pero me duele imaginarme como será el final siendo este el princípio, y la verdad prefiero no arriegar más mi vida.

No necesito de indirectas pendejas para dárme cuenta que la gente no vale ni tres centavos.
(No vales ni la mitad de mis lágrimas. Ni la mitad de las lágrimas que derramé esta noche de tristeza, bajo las nuves llorosas que se paseaban justo arriba del recinto donde me encuentro en este momento).
Espero me puedas entender, espero puedas entender lo que hago cada vez que me sabe la boca a ti.
Lo más triste de todo esto es que nadie nota que el daño causado no es aquél que hacen otros seres humanos, sino el daño que me hago yo mísma. El miedo y las ilusiones que carcomen mi alma a diario.
Las ganas de vivir opacadas por los temores que jamás alguien ha llegado a conocer dentro de mi. Las palabras, los pensamientos, los susurros al oido, y la falsedad de los besos que te producen millones de corrientazos por todo el cuerpo, pero que al final terminan siendo una farsa como aquél que nos los da.

Huh, tanto por decir y tan pocas palabras para decírlo...

No aspiro destrozar a nadie, simplemente espero que su miserable alma sea carcomida por el dolor de la frívola realidad.


Buenas (no muy buenas) noches.

Miseria.

2 comentarios:

aD-dD Diego dijo...

...La realidad no es uno sino millones..por cada ser que pise este planeta, eso incluye, los que ya han estado y desaparecido y los que aun faltan por llegar, pero, cuando tener una idea clara de que es la realidad y lo que nos representa, al menos saber que es real?........

los hechos hablan por si solos, las palabras son el vinculo entre lenguaje e imagen, sonidos y visiones, unas faciles de pasar, otras por razones personales, didiles de olvidar, el ser humano es fragil, tan fragil, como la carne que lo sustenta...

·[●•·aLice·•●] dijo...

me dejas sin palabrass, pero me gusta muchísimo como expresas lo que tu alma quiere gritarle al mundo y a nosotros los mortales que compartimos tu vida.
El odio no es bueno, es lo que te digo... daña tu alma y tu energía se vuelve pesada.
Sólo, trata de olvidar tantos momentos y palabras que te hirieron y sigue adelante.
Aún así, felicitaciones, has conmovido mi alma con odio.